Código Penal - De la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad

 

Código Penal - Home

LIBRO I

DISPOSICIONES GENERALES SOBRE LOS DELITOS Y LAS FALTAS, LAS

PERSONAS RESPONSABLES, LAS PENAS, MEDIDAS DE SEGURIDAD Y

DEMÁS CONSECUENCIAS DE LA INFRACCIÓN PENAL

TÍTULO III

DE LAS PENAS

CAPÍTULO III

De las formas sustitutivas de la ejecución de las penas privativas de

libertad y de la libertad condicional67

SECCIÓN 1ª

De la suspensión de la ejecución de las penas privativas de

libertad

Artículo 80

1.68 Los jueces o tribunales podrán dejar en suspenso la ejecución de las penas

privativas de libertad no superiores a dos años mediante resolución motivada.

En dicha resolución se atenderá fundamentalmente a la peligrosidad criminal del

sujeto, así como a la existencia de otros procedimientos penales contra éste.

2. El plazo de suspensión será de dos a cinco años para las penas privativas de

libertad inferiores a dos años, y de tres meses a un año para las penas leves y se

fijará por los jueces o Tribunales, previa audiencia de las partes, atendidas las

circunstancias personales del delincuente, las características del hecho y la

duración de la pena.

3. La suspensión de la ejecución de la pena no será extensiva a la responsabilidad

civil derivada del delito o falta penados.

4. Los jueces y tribunales sentenciadores podrán otorgar la suspensión de

cualquier pena impuesta sin sujeción a requisito alguno en el caso de que el

penado esté aquejado de una enfermedad muy grave con padecimientos

incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera ya otra pena

suspendida por el mismo motivo.

Artículo 81

Serán condiciones necesarias para dejar en suspenso la ejecución de la pena, las

siguientes:

1ª. Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán

en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes ni los antecedentes

penales que hayan sido cancelados, o debieran serlo, con arreglo a lo dispuesto en

el artículo 136 de este Código.

2ª.69 Que la pena o penas impuestas, o la suma de las impuestas, no sea

superior a dos años, sin incluir en tal cómputo la derivada del impago de la

multa.

3ª. Que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles que se hubieren

originado, salvo que el Juez o Tribunal sentenciador, después de oír a los

interesados y al Ministerio Fiscal, declare la imposibilidad total o parcial de que el

condenado haga frente a las mismas.


67 Modificado por LO 15/2003. Texto anterior: “De las formas sustitutivas de la ejecución de las

penas privativas de libertad”

68 Modificado por LO 15/2003. Texto anterior: “1. Los jueces o tribunales podrán dejar en

suspenso la ejecución de las penas privativas de libertad inferiores a dos años mediante resolución

motivada, atendiendo fundamentalmente a la peligrosidad criminal del sujeto.”



Artículo 8270

Declarada la firmeza de la sentencia y acreditados los requisitos establecidos en

el artículo anterior, los jueces o tribunales se pronunciarán con la mayor

urgencia sobre la concesión o no de la suspensión de la ejecución de la pena.

Artículo 83

1.71 La suspensión de la ejecución de la pena quedará siempre condicionada a

que el reo no delinca en el plazo fijado por el juez o tribunal conforme al artículo

80. 2 de este Código. En el caso de que la pena suspendida fuese de prisión, el

juez o tribunal sentenciador, si lo estima necesario, podrá también condicionar la

suspensión al cumplimiento de las obligaciones o deberes que le haya fijado de entre las siguientes:


69 Modificado por LO 15/2003. Texto anterior: “Que la pena impuesta, o la suma de las impuestas

en una misma sentencia, no sea superior a los dos años de privación de libertad.”

70 Modificado por LO 15/2003. Texto anterior:

Declarada la firmeza de la sentencia y acreditados los requisitos establecidos en el artículo

anterior, los jueces o tribunales se pronunciarán con la mayor urgencia sobre la concesión o no de

la suspensión de la ejecución de la pena. Mientras tanto, no comunicarán ningún antecedente al

Registro Central de Penados y Rebeldes.

Si el Juez o Tribunal acordara la suspensión de la ejecución de la pena, la inscripción de la pena

suspendida se llevará a cabo en una Sección especial, separada y reservada de dicho Registro, a

la que sólo podrán pedir antecedentes los jueces o Tribunales.”

71 Apartado modificado por LO 15/2003. Texto anterior:

1. La suspensión de la ejecución de la pena quedará siempre condicionada a que el reo no

delinca en el plazo fijado por el Juez o Tribunal conforme al artículo 80.2 de este Código. En el

caso de que la pena suspendida fuese de prisión, el Juez o Tribunal sentenciador, si lo estima

necesario, podrá también condicionar la suspensión al cumplimiento de las obligaciones o deberes

que le haya fijado de entre las siguientes:

1º. Prohibición de acudir a determinados lugares.

1º. bis) Prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas

que determine el Juez o Tribunal, o de comunicarse con ellos.

2º. Prohibición de ausentarse sin autorización del Juez o Tribunal del lugar donde resida.

3º. Comparecer personalmente ante el Juzgado o Tribunal, o Servicio de la Administración que

éstos señalen, para informar de sus actividades y justificarlas.

4º. Participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación vial, sexual y otros

similares.

5º. Cumplir los demás deberes que el Juez o Tribunal estime convenientes para la rehabilitación

social del penado, previa conformidad de éste, siempre que no atenten contra su dignidad como

persona.”



1ª. Prohibición de acudir a determinados lugares.

2ª. Prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras

personas que determine el juez o tribunal, o de comunicarse con ellos.

3ª. Prohibición de ausentarse sin autorización del juez o tribunal del lugar donde

resida.

4ª. Comparecer personalmente ante el juzgado o tribunal, o servicio de la

Administración que éstos señalen, para informar de sus actividades y

justificarlas.

72. Participar en programas formativos, laborales, culturales, de educación vial,

sexual, de defensa del medio ambiente, de protección de los animales y otros

similares.

6ª. Cumplir los demás deberes que el juez o tribunal estime convenientes para la

rehabilitación social del penado, previa conformidad de éste, siempre que no

atenten contra su dignidad como persona.

Si se tratase de los delitos contemplados en los artículos 153 y 173.2 de este

Código, el juez o tribunal condicionará en todo caso la suspensión al

cumplimiento de las obligaciones o deberes previstos en las reglas 1ª y 2ª de

este apartado.

Si se tratase de delitos relacionados con la violencia de género, el Juez o

Tribunal condicionará en todo caso la suspensión al cumplimiento de las

obligaciones o deberes previstos en las reglas 1ª, 2.ª y 5.ª de este apartado.73

2. Los servicios correspondientes de la Administración competente informarán al

Juez o Tribunal Sentenciador, al menos cada tres meses, sobre la observancia de

las reglas de conducta impuestas.

Artículo 84

1. Si el sujeto delinquiera durante el plazo de suspensión fijado, el Juez o Tribunal

revocará la suspensión de la ejecución de la pena.

2. Si el sujeto infringiera durante el plazo de suspensión las obligaciones o deberes

impuestos, el Juez o Tribunal podrá, previa audiencia de las partes, según los

casos:

a) Sustituir la regla de conducta impuesta por otra distinta.

b) Prorrogar el plazo de suspensión, sin que en ningún caso pueda exceder de

cinco años.

c) Revocar la suspensión de la ejecución de la pena, si el incumplimiento fuera

reiterado.


72 Modificado por LO 5/2010. Texto anterior: “Participar en programas formativos, laborales,

culturales, de educación vial, sexual y otros similares”.

73 Párrafo añadido por LO 1/2004.


3.74 En el supuesto de que la pena suspendida fuera de prisión por la comisión

de delitos relacionados con la violencia de género, el incumplimiento por parte

del reo de las obligaciones o deberes previstos en las reglas 1ª., 2ª. y 5ª. del

apartado 1 del artículo 83 determinará la revocación de la suspensión de la

ejecución de la pena.

Artículo 8575

1. Revocada la suspensión, se ordenará la ejecución de la pena.

2. Transcurrido el plazo de suspensión fijado sin haber delinquido el sujeto, y

cumplidas, en su caso, las reglas de conducta fijadas por el juez o tribunal, éste

acordará la remisión de la pena.

Artículo 86

En los delitos que sólo pueden ser perseguidos previa denuncia o querella del

ofendido, los jueces y tribunales oirán a éste y, en su caso, a quien le represente,

antes de conceder los beneficios de la suspensión de la ejecución de la pena.

Artículo 87

1.76 Aun cuando no concurran las condiciones 1ª. y 2ª. previstas en el artículo

81, el juez o tribunal, con audiencia de las partes, podrá acordar la suspensión

de la ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a cinco años de

los penados que hubiesen cometido el hecho delictivo a causa de su dependencia de las sustancias señaladas en el número 2º del artículo 20,

siempre que se certifique suficientemente, por centro o servicio público o privado

debidamente acreditado u homologado, que el condenado se encuentra

deshabituado o sometido a tratamiento para tal fin en el momento de decidir

sobre la suspensión.

El juez o tribunal solicitará en todo caso informe del Médico forense sobre los

extremos anteriores.


74 Añadido por LO 15/2003 y modificado por LO 1/2004. Texto anterior: “ En los supuestos en los

que la pena suspendida fuera la de prisión por comisión de los delitos contemplados en los

artículos 153 y 173.2 de este Código, el incumplimiento por parte del reo de las obligaciones o

deberes señalados en los números 1 y 2 del apartado primero del artículo 83 de este Código

determinará la revocación de la suspensión de la ejecución de la pena.”

75 Modificado por LO 15/2003. Texto anterior:

1. Revocada la suspensión, se ordenará la ejecución de la pena, así como la inscripción de la

misma en el Registro Central de Penados y Rebeldes.

2. Transcurrido el plazo de suspensión fijado sin haber delinquido el sujeto, y cumplidas, en su

caso, las reglas de conducta fijadas por el Juez o Tribunal, éste acordará la remisión de la pena,

ordenando la cancelación de la inscripción hecha en la Sección especial del Registro Central de

Penados y Rebeldes. Este antecedente penal no se tendrá en cuenta a ningún efecto.”

76 Apartados 1. y 4. modificados por LO 15/2003. Texto anterior:

1. Aun cuando no concurran las condiciones 1ª y 2ª previstas en el artículo 81, el Juez o

Tribunal, con audiencia de las partes, podrá acordar la suspensión de la ejecución de las penas

privativas de libertad no superiores a tres años de los penados que hubiesen cometido el hecho

delictivo a causa de su dependencia de las sustancias señaladas en el número 2º del artículo

20, siempre que se den las siguientes circunstancias:

1ª. Que se certifique suficientemente, por centro o servicio público o privado debidamente

acreditado u homologado, que el condenado se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento

para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión.

2ª. Que no se trate de reos habituales.

4. En el caso de que el condenado se halle sometido a tratamiento de deshabituación, también

se condicionará la suspensión de la ejecución de la pena a que no abandone el tratamiento hasta

su finalización. Los centros o servicios responsables del tratamiento estarán obligados a facilitar al

Juez o Tribunal sentenciador, en los plazos que señale, la información precisa para comprobar el

comienzo de aquél, así como para conocer periódicamente su evolución, las modificaciones que

haya de experimentar así como su finalización.”



2. En el supuesto de que el condenado sea reincidente, el Juez o Tribunal valorará,

por resolución motivada, la oportunidad de conceder o no el beneficio de la

suspensión de la ejecución de la pena, atendidas las circunstancias del hecho y del

autor.

3. La suspensión de la ejecución de la pena quedará siempre condicionada a que

el reo no delinca en el período que se señale, que será de tres a cinco años.

4. En el caso de que el condenado se halle sometido a tratamiento de

deshabituación, también se condicionará la suspensión de la ejecución de la

pena a que no abandone el tratamiento hasta su finalización. Los centros o

servicios responsables del tratamiento estarán obligados a facilitar al juez o

tribunal sentenciador, en los plazos que señale, y nunca con una periodicidad

superior al año, la información precisa para comprobar el comienzo de aquél, así

como para conocer periódicamente su evolución, las modificaciones que haya de

experimentar así como su finalización.

5. El Juez o Tribunal revocará la suspensión de la ejecución de la pena si el

penado incumpliere cualquiera de las condiciones establecidas.

Transcurrido el plazo de suspensión sin haber delinquido el sujeto, el Juez o

Tribunal acordará la remisión de la pena si se ha acreditado la deshabituación o la

continuidad del tratamiento del reo. De lo contrario, ordenará su cumplimiento,

salvo que, oídos los informes correspondientes, estime necesaria la continuación

del tratamiento; en tal caso podrá conceder razonadamente una prórroga del plazo

de suspensión por tiempo no superior a dos años.

Código Penal - De la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad